Aquesta publicació està disponible en: caCatalà enEnglish (Anglès) esEspañol (Castellà)

Zygmunt Bauman.  (1925-2017)

 

Este mes de Enero nos ha abandonado el gran sociólogo polaco, que acuñó en su día la definición de sociedad liquida, utilizada posteriormente por muchos pensadores, esas instituciones que en su día nos parecían sólidas,  estables y que en estos últimos años se han ido diluyendo, nos deja algunas “perlas” para reflexionar

“no hay modernización si no una masiva y constante producción de basura, entre ellas los individuos basura definidos como excedentes”

“nos hallamos en una situación en que, de modo constante, se nos incentiva y predispone a actuar de manera egocéntrica y materialista”

“la cultura de la modernidad líquida ya no tiene populacho que ilustrar y ennoblecer, sino clientes que seducir”

“todas las medidas tomadas para en nombre del rescate de la economía, se han convertido, como por arte de magia, en medidas para enriquecer a los ricos y empobrecer a los pobres” añado,  el efecto Mateo expuesto por Robert K. Merton. (Mateo, 25,29)  *Porque al que tiene se le dará y abundará, pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le quitará*, ¿paradoja?

“Además de tratarse de una economía del exceso y de los desechos, el consumismo es también, y justamente por esa razón, una economía del engaño”

“el amor es la supervivencia del yo a través de la alteridad del yo”

Podríamos ir desgranando muchas más dejamos aquí por hoy unas cuantas, creo que para un buen rato de reflexión es suficiente.

Hasta pronto!

Liberto Folch